+54 11 4798 9573/74
31/12/2013 14:44

Los goles que no fueron: los diez errores más groseros del 2013

La lista la abre Juan José Arraya en el duelo disputado entre independiente Rivadavia de Mendoza y Huracán. El partido se encontraba 2 a 2 y el Tomás Adolfo Ducó fue testigo de la pésima reacción del nueve.

En tanto, la mala campaña de Independiente en el Torneo Final, llevó a que el equipo de Avellaneda descienda a la B Nacional. En Sarandí, Ernesto Farías ejemplificó de manera notable el momento que vivía el "Rojo".

En cambio, la excesiva confianza de Santiago Silva provocó una de las acciones más insólitas de la Copa Sudamericana. Igualmente, los hinchas del "Granate" pronto se olvidaron de aquella jugada frente al Ponte Preta, gracias a una revancha victoriosa que dejó al título en el sur del conurbano bonaerense.

Por su parte, uno de los jugadores más exóticos que pasó por Vélez también dejó su huella en la lista negra del 2013. Con un movimiento muy poco ortodoxo, Jonathan Copete malogró un centro de Papa, que el único destino parecía ser el gol.  

 

Así mismo, el Julio Humberto Grondona volvía a ser el escenario de la falta de fortuna ofensiva. Entre Campora  y Cabrera convirtieron al "Viaducto" en un paredón de fusilamiento, donde el ruido metálico de los postes paralizó a todos los fanáticos de Arsenal.

Por otro lado, si hay alguien que no podía faltar en esta nómina es Juan Caicedo. El colombiano, que llegó a Avellaneda para salvar a Independiente, no estuvo a la altura de las expectativas y sus fallos constantes culminaron con la salida del "Tolo" Gallego. En el clásico ante Boca también dejó una seña.

Finalmente, en el ascenso, Pablo Caballero y Nahuel Peralta fueron víctimas del mal estado de los campos de juego y completaron el seleccionado de los diez goles que no fueron. La falta de técnica, la ambición por el festejo o el exceso de confianza son sólo algunas de las excusas que los protagonistas dieron frente a los micrófonos.